We use, we bake and we eat cookies. By browsing our site you agree to our use of cookies. Okay! Learn more

«También esto pasará», tu lectura para este verano - Lateral
26 de junio de 2015 0 Comentarios

«También esto pasará», tu lectura para este verano

Aquí tienes una lectura muy entretenida. Tanto, que no puede dejarse y se lee en un santiamén (o, más bien, en lo que se tarda en practicar un buen sexo o en beberse un sugerente cóctel de los que se servían en el legendario Up & Down).

 También esto pasará es un diario íntimo (o intimísimo) y desinhibido (muy, muy desinhibido), en el que la autora -que cuenta con unos raspados cuarenta años- entremezcla el enorme vacío que le dejó la muerte de su madre, la editora Esther Tusquets -ese vacío que susurra Jep Gambardella en el oído de la enlutada Viola en la Grande Bellezza- con el desparpajo sexual constante de la autora –o su protagonista- contado como solo puede hacerlo una hija de la izquierda caviar.

Hija de editores forjados en la Gauche Divine de los tiempos de Bocaccio, en Barcelona, Milena Busquets pasó su infancia rodeada de los míticos del sector; creadores de los principales sellos de nuestro país: Jorge Herralde, varios miembros de la familia Tusquets, seguidores de la estela de Carlos Barral (Anagrama, Tusquets, Lumen, Seix Barral); y muchos otros brillantes jóvenes, no sólo editores, si no arquitectos, escritores, poetas, filósofos, diseñadores, cantantes, fotógrafos, empresarios del ocio, e incluso modelos, formaron toda una generación con fuerte vocación transgresora, a la vez que burguesa y hedonista. En esa España tardo franquista del final de los 60, se hizo entonces una eclosión sin precedentes de almas sentimentalmente liberales (que adjetivó Vázquez Montalbán) que pusieron todo su empeño en transmitirlo por medio de sus profesiones, en buena medida relacionadas con las nuevas posibilidades que daban los medios de información y el mercado cultural europeo. Y ese ADN se palpa en la novela de Milena Busquets.

 Con hilarantes descripciones de algunos tipos de hombres en el manejo de sus citas sexuales (perfiles que reconoceremos al instante) y frases que quedan en la memoria (yo era virgen para la muerte, los tríos no funcionan ni siquiera en la amistad, la ligereza es una forma de elegancia, vivir con ligereza y alegría es dificilísimo…), esta segunda ¿novela? de la autora es, también, una seria y dolorosa incursión en el fuerte vínculo con su madre; no tan estrecho como el que describe Hector Abad Faciolince en su soberbia El Olvido que seremos, el de Milena Busquets con Esther Tusquets es, a veces, contradictorio -por el fuerte carácter de su madre- pero siempre fiel, y muy agradecido. En todo caso describe, con solvente pluma y emocionante facilidad de palabra todo eso que se echa tanto de menos cuando alguien muere. Demuestra, con envidiable alegría (como Faciolince), que la tristeza puede ser motor de la energía y que no seremos tanto olvido al desaparecer, porque ella ha heredado de su madre todo lo bueno de su personalidad, o eso parece.

 Muy bien escrito, y con mucho gancho, es un divertido recuento de azares sexuales entre recuerdo y recuerdo de la fundamental influencia de su madre a la que hace un homenaje más dirigiéndose, sólo a ella, en primera persona. Hará revivir aquella Barcelona de esa época a todo el que la conociese o tenga en su retina -o en su corazón- amigos, conocidos, o simplemente admirados, que la vivieran.

 En todo caso, como dice una buena amiga, produce sana envidia su libertad en el recuento de su intimidad; posiblemente eso se lo dio haber mamado la Gauche Divine frente a la pudorosa droite rancine.

Échale un ojo a ésta novela que publica Editorial ANAGRAMA y no olvides que estamos deseosos de leer tus comentarios acerca de esta fantástica obra!!!

 Libro_Tambien_esto_pasara

Deja un comentario